Protégete de los riesgos

 

Protégete de los riesgos tanto financieros como los referentes a los de las seguridad del trabajador. Si eres un empresario serio, con años de experiencia en sectores como el de la construcción, minería u otro que requieran los esfuerzos físicos de tus trabajadores, lo primeros que querrás hacer es comprar cascos de seguridad baratos y otras indumentarias de protección laboral.

 

Puede probar también introducir en tu negocio la ergonomía del trabajo, la cual intenta obtener un ajuste adecuado entre las aptitudes o habilidades del trabajador y los requerimientos o demandas del trabajo. El objetivo final, es optimizar la productividad del trabajador y del sistema de producción, al mismo tiempo que garantizar la satisfacción, la seguridad y salud de los trabajadores.

 

Para implementar el diseño ergonómico en tu empresa deberás tener en cuenta las características antropométricas de la población, la adaptación del espacio, las posturas de trabajo, el espacio libre, la interferencia de las partes del cuerpo, el campo visual, la fuerza del trabajador y el estrés biomecánico, entre otros aspectos.

 

Con el diseño adecuado del puesto de trabajo podrás garantizar una correcta disposición del espacio de trabajo, evitar los esfuerzos innecesarios, que nunca deben sobrepasar la capacidad física del trabajador; e impedir movimientos que fuercen los sistemas articulares.